Por los Animales

Por el Planeta

Por nuestra Salud

El veganismo no es una dieta, no es una moda y no es un estilo de vida. El veganismo es la aplicación de un principio ético basado en el respeto de los derechos de los animales mediante el rechazo de cualquier tipo de explotación animal.

Considerar que los animales son individuos con intereses que merecen ser respetados tiene implicaciones prácticas que evitan que miles de ellos sufran y / o mueran cada segundo en los mataderos, centros de experimentación, zoos, acuarios, circos, granjas de pieles, etc.

Veganismo

Alimentación

Cuando pensamos en una dieta que evita el sufrimiento animal, solemos pensar sobre todo en eliminar la carne y el pescado. Tenemos instalada en nuestro imaginario la idea de que los productos lácteos y los huevos no causan sufrimiento a los animales, ya que se trata de productos que los animales producen de manera natural, la realidad es mucho más cruel.
Las industrias de huevos y lácteos son unas de las más brutales: animales criados con el único fin de ser explotados durante su corta vida para luego ser enviados al matadero.

RECETAS VEGANAS

Incluso las vacas de granjas bio / eco / orgánicas son asesinadas cuando dejan de ser productivas, ya que el motivo por el que han sido criadas es su capacidad para dar leche.

Veganismo

Lácteos

Con el objetivo de que den leche, las vacas son inseminadas artificialmente, ya que una vaca sólo da leche -al igual que los otros mamíferos- después de haber dado a luz a su cría. Al poco de nacer, las crías son separadas de sus madres y estas últimas ordeñadas varias veces al día.
Al cabo de unos meses de haber dado a luz, las vacas dejan de dar leche. Entonces comienza un nuevo ciclo de inseminación artificial, separación del ternero y ordeño. Después de unos cuatro años de explotación (de los 15-20 que podría llegar a vivir) su vida acabará generalmente en un matadero para hacer hamburguesas.
Las vacas tienen un instinto maternal muy fuerte, y por eso sufren enormemente al ser separadas de sus crías. Los terneros no resultan beneficiosos en la industria láctea, y por ello son asesinados por su carne. Es común escuchar a las vacas lamentar la pérdida durante días. El sufrimiento que esta separación ocasiona a la cría es difícilmente imaginable.

Veganismo

Huevos

Aunque los huevos son habituales en la cocina, su consumo siempre implica la privación de libertad y el sufrimiento de la gallina que los ha puesto y, finalmente, su muerte. Por ello, la única manera de evitar hacer daño a las gallinas es rechazando el consumo de los huevos que producen, así como los alimentos que contengan huevo entre sus ingredientes.
En la naturaleza, una gallina pondría entre 10 y 15 huevos cada primavera. Las gallinas ponedoras han sido genéticamente manipuladas para llevarlas a su máxima capacidad ponedora: entre 250 y 300 huevos al año. Además, la industria del huevo interrumpe el proceso natural cuando saca los huevos del nido, motivando así la gallina a producir más y más huevos.
La creación de un huevo conlleva un gran consumo de energía por parte de la gallina. Pierden mucho calcio para producir la cáscara, el objetivo es proteger la cría. La consecuencia de esta sobreproducción brutal de huevos reduce en gran medida los años de vida de la gallina: en la naturaleza viven unos 10 años de media, en explotaciones viven menos de 2.
Cuando llegan al fin de su vida "útil" porque baja su ritmo de producción, las lanzan al camión que las llevará al matadero donde se convierten en productos alimenticios que esconden el estado real de su cuerpo: sopas, croquetas, etc.

Además, en todas las formas de producción de huevos, los pollitos macho son matados, ya que no sirven a los intereses de los granjeros: ni ponen huevos, ni su carne es apta para consumo, ya que no engordan bastante rápidamente. Así, sólo romper la cáscara se determina su sexo y se procede a triturar o ahogarlos.

Incluso las granjas eco / bio / orgánicas sacrifican las gallinas que dejan de resultar beneficiosas. En este momento se considera que su vida no tiene valor y son condenadas a morir.

Veganismo

Moda

El consumo de productos de origen animal está tan normalizado que raramente nos paramos a pensar en los animales que han sido explotados para vestirnos o vestir nuestro hogar. Las pieles de visón siempre han sido la cara visible de la lucha contra la explotación animal en cuanto a moda, pero a menudo obviamos las vidas de las vacas que han terminado en unos zapatos de piel, las ovejas que han hecho posible que lleves un jersey de lana, los gansos a las que han arrancado las plumas para que abrigues con un nórdico o un "plumón" y los gusanos que han sido hervidos vivos para poder hacer un pañuelo o una corbata de seda.
Hoy en día, no necesitamos ninguno de estos productos, hay infinidad de sustitutos, por lo que no hay ninguna justificación moral para seguir explotando, maltratando y sacrificando animales.

MODA VEGANA
Veganismo

Entretenimiento

Circos, zoos, acuarios... nos los pintan como "espectáculos de entretenimiento", pero no son divertidos para los animales cautivos. Para los animales, los espectáculos representan una pesadilla de la que no pueden despertar.
En todo el mundo, hay animales sufriendo en circos y exhibiciones. Son obligados a vivir en situaciones similares a las de las granjas industriales, sometidos de manera constante al confinamiento, dolor, al miedo y la angustia para usarlos en un espectáculo. Un exhaustivo estudio científico publicado hace unos años demostró que los circos causan un enorme sufrimiento a los animales que usan en las actuaciones.
El experto en comportamiento animal Desmond Morris lo decía bien claro: La noción de que es divertido ver animales siendo coaccionados para actuar como humanos "patosos", o entretenido ver a animales fuertes reducidos y acobardados por golpes y latigazos, apoya la vieja idea que somos superiores a animales de otras especies y tenemos derecho a dominarlos.
La próxima vez que quieras acercar a los pequeños de la familia a los animales intenta que sea en un santuario donde se educa en el respeto hacia todos los animales.

CONOCE LOS SANTUARIOS